martes, 19 de mayo de 2009

Soy

Prendí la máquina... y abrí sin pensar "una nueva entrada". En el colectivo surge toda la inspiración que acá no tengo. No importa, quiero retomar poco a poco el hábito de escribir, me hace bien (pero no encontraba el momento). Como siempre un martes llego a las apuradas porque ya me voy a la clase de pilates, pero entre corpiño deportivo y pasar la escoba, empiezo a deslizar mis dedos en el teclado y escribir en este maravilloso lugar. Me dejo llevar por lo que dicta el corazón.
Fran no puede entender como hace tanto que no escribo, con todo lo que hay para contar. Y yo lo dudo, pero no tanto. Esta etapa de introspección me está haciendo crecer de manera vertiginosa, me enriquece mucho y encontré respuestas. También con el giro que necesito darle a este espacio. Tal vez volví, tal vez soy otra, tal vez quiera mostrar otra parte de mi.

2 comentarios:

Fran dijo...

Ahora que tenes una horita de mas a la tarde, tenes que escribir!

drety dijo...

eso mismo me pasa a mi!!!!!!!
a veces cuando tu mente esta en silencio y lo único que haces es observar tu alrededor cuando te mueves de un lugar a otro, son tantas pero tantas cosas que se te vienen a la mente, cosas inspiradoras,supongo que es por eso bueno tener un celular con inter. para que podas compartir lo que sentis en todo momento.